Máquinas sexuales

Máquinas sexuales:

Las máquinas sexuales (también conocidas como máquinas eróticas o, más vulgarmente, como máquinas de follar o máquinas folladoras) son dispositvos mecánicos que incorporan un juguete erótico en un brazo articulado, aunque pueden tener varios brazos con juguetes eróticos para una o varias personas. Estas máquinas eróticas o máq...

Máquinas sexuales:

Las máquinas sexuales (también conocidas como máquinas eróticas o, más vulgarmente, como máquinas de follar o máquinas folladoras) son dispositvos mecánicos que incorporan un juguete erótico en un brazo articulado, aunque pueden tener varios brazos con juguetes eróticos para una o varias personas. Estas máquinas eróticas o máquinas del amor son auténticos amantes incansables. Suelen estar gobernadas por un mando a distancia desde el cual puedes controlar la velocidad y profundidad del movimiento. Los accesorios eróticos que llevan en el extremo de los brazos articulados pueden ser reemplazados por otros que encajen en dicha máquina. Hay máquinas sexuales para todos los gustos sexuales, ya se busque recibir la penetración como practicarla.

Hay modelos que van incorporados en sillones o sofás hinchables, en los que se pueden colocar diversos tipos de dildos, vibradores o masturbadores masculinos. Hay otros modelos pensados específicamente para hombres que efectúan un ordeñamiento del pene que resulta altamente placentero y provoca enormes e irresistibles orgasmos.

Para qué se utilizan máquinas eróticas:

En un principio, éstas máquinas fueron muy populares en ciertos sectores del mundo BDSM, ya que una de las prácticas más populares es el orgasmo forzado (forced orgasm), que consiste en atar o inmovilizar al esclavo o esclava y hacerle alcanzar el clímax sin que pueda resistirse al orgasmo. Con el empleo de éstas máquinas la "tortura" es más eficaz y más llevadera para el amo o ama.

Las prácticas más habituales son el forced orgasm, el cum control (en el caso de los hombres), la masturbación en solitario, la masturbación en compañía, la penetración vaginal o anal mientras se practica una felación o cunilingus a la pareja, la doble penetración con una máquina por un orificio y el hombre (o una mujer con un arnés) por el otro... Como véis, hay tantas posibilidades de juego como tu mente esté dispuesta a imaginar.

Últimamente, éstas máquinas se están haciendo muy populares entre la gente corriente en países sajones, desde EEUU hasta el norte de Europa, y se espera que el 2019 sea el año de su boom definitivo en toda Europa, alcanzado a una buena parte de la población. Para ello, los fabricantes de máquinas sexuales han creado modelos más econñomicos, pero no menos eficaces, y de tamaño más reducido, para que no necesites tener una cueva o mazmorra para BDSM para tener allí tu máquina. Las hay tan pequeñas y fáciles de usar que puedes llevártelas de viaje en su pequeña bolsa.

Marcas de máquinas del amor: 

  • Lovebotz
  • Piperdream (Fetish Fantasy Series)
  • F-Machine

Más

Máquinas sexuales Hay 12 productos.

Mostrando 1 - 12 de 12 items
Mostrando 1 - 12 de 12 items