Basta darse una vuelta por Twitter y buscar algo relacionado con el sexo para ver la enorme cantidad de perfiles existentes relacionados con el mundo swinger o el intercambio de parejas o mundo liberal. Desde personas solteras que buscan parejas para un trío a parejas buscando otras parejas para el célebre intercambio. Eso sin contar con el creciente número de perfiles dedicados a clubes o asociaciones liberales o páginas y aplicaciones para el móvel para gente swinger o liberal.
Aunque algunos piensan que este mundo es algo salvaje y desordenado, donde cada cual fornica con quien quiere sin importar lo que tenga que decir esa otra persona o su pareja, la verdad es que en realidad el mundo liberal tiene una reglas o normas, no escritas, que todo el mundo cumple con respeto, pues son las que hacen que todo funcione y no hayan problemas.

Como ya he dicho, el mundo liberal se rige por sus propias reglas, el intercambio de parejas es una manera de vivir el sexo tan saludable como otra cualquiera, pero hemos de tener en cuenta que no todo vale. Si pretendemos tener éxito en nuestras relaciones liberales, debemos cumplir una serie de normas no escritas, pero que básicas para que todo funcione como es debido.

Si estás introducido en el ambiente liberal, seguramente ya conocerás las normas a seguir, aunque nunca está de más el recordarlas. Si quieres iniciarte, ésta  guía que te ayudará a encajar correctamente con el resto de parejas de este ambiente tan lujurioso.

Normas del mundo liberal

Reglas para que todo te vaya bien en el mundo liberal

Ésta son las principales reglas para que triunfes en el mundo del intercambio de parejas. Respetando estas normas, difícilmente tendrás problemas, pues la gente en este ambiente suele ser muy respetuosa con los demás.

1 - No es no

Empezaremos por la debería ser regla de oro: “No es no”. Si en cualquier momento cualquiera se siente incomod@, deberemos respetar su decisión. No podemos pretender entrar a un local liberal y hacer lo que nos apetezca sin tener en cuenta los deseos del resto de asistentes. Es cuestión de tratar a todo el mundo con respeto. Esta regla debería valer para cualquier circunstancia de nuestra vida, pero al adentrarnos en el ambiente liberal cobra un significado especial.

Si tienes la intención de adentrarte en el mundo liberal, no debes tener miedo, ten en cuenta que aquí la mayor parte de la gente suele ser muy respetuosa con los demás y nadie obliga a nadie a hacer nada con lo que no se sienta cómodo.

2 - La sinceridad

Si tenéis intención de  quedar con alguien con determinadas características físicas, no os apetecerá encontraros con algo disferente a lo que estáis buscando. Estamos hablando sobre la edad, la apariencia física, los gustos, etc. Procurad tener vuestras fotos actualizadas en vuestros perfiles de internet, o dela APP que utilicéis, y solicitad fotos recientes a las personas con las que queráis contactar.

3 - El primer contacto

Tenéis que procurar establecer una comunicación sincera y fluida con la parte de la pareja de vuestro mismo sexo, esto hará que la conversación sea más fluida y ayudará a romper el hielo.

4 - El respeto mutuo

No se debería hablar sobre el mundo liberal con quien no haya manifestado, previamente, algún interés en el tema, pues existen personas con diferentes convicciones que podrían sentirse molestas.

5 - Respetar el anonimato

Siempre hay que respetar el anonimato del resto de asistentes a un encuentro, así como proteger el propio. Se debe tener mucho cuidado con las fotografías, lo ideal, y lo más normal, es ocultar nuestro rostro y mostrarlo solo cuando estemos seguros que la persona con la quien hablamos es la adecuada.

6 - Ante todo educación

Si alguien nos ha invitado a su domicilio, deberemos comportarnos correctamente. Está muy bien dar rienda suelta a la pasión, pero si gritamos, rompemos cosas o  hacemos mucho ruido, estaremos abusando de la confianza de nuestro anfitrión y es más que posible que molestemos a los vecinos y seguramente no volverán a invitarnos a su domicilio.

Reglas básicas del intercambio de parejas

7 - Aclarar nuestros gustos

Tenemos que hacer saber qué estamos dispuestos a hacer y qué no. A nadie le gusta perder el tiempo con cosas que no llevan a ningún lado o que no son de su mismo interés. Aquí debes aclarar qué prácticas sexuales son de tu agrado y cuales no. Si te va el rollo bisexual, si hay caricias o actos que no entran en tus parámetros, ropas que quieas vestir o no (lencería, cuero, disfraces...), si  te gusta usar juguetes eróticos, qué tipo de juguetes y cómo usarlos, si te va el BDSM o alguna de sus disciplinas... Si no estás seguro, dilo directamente.

8 - Integración

No podemos pretender estar siempre con personas físicamente muy atractivas, es muy posible que nosotros tampoco seamos un ejemplo de belleza física, así que deberemos procurar integrarnos en el ambiente.

9 - La prevención

En estos ambientes, el uso del preservativo es algo obligado. Al contrario de lo que la gente suele pensar, en el ambiente liberal apenas se contraen enfermedades de transmisión sexual, y ello es debido a que los swingers suelen ser conscientes de los riesgos que se corren al mantener relaciones con personas a las que no conoces y que no sabes cual es su salud. Si somos de los que rechazan usar condones, seremos rechazados nosotros.

10 - No insistir nunca

Esta regla está relacionada con la primera, pero hay que dejarlo bien claro. Si alguien dice no, no hay que estar preguntando ni insistiendo, no forcemos la situación y respetemos las decisiones de los demás.

11 - Cuidado con el consumo de alcohol

A nadie le gusta tener relaciones sexuales con una persona bebida. Así que, si bebemos para socializar, procuraremos hacerlo con moderación. Las drogas también suelen estar mal vista en el lifestyle swinger, sobre todo las duras.

12 - Cuida tu aspecto

Que te dejen entrar en un club liberal no supone que vayas a tener sexo fácilmente. Deberás cuidar tu aspecto, pues tendrás que flirtear y para ello debes tener un mínimo de presencia física. Es decir, las personas que acuden a clubes swinger van bien aseadas y visten correctamente.

13 - Ser considerados

Cuando alguien pone su domicilio a disposición de los demás, lo habitual es llevar algo de bebida o picoteo. Se generoso, pues lo han sido contigo al poner su domicilio a tu disposición.

14 - Ser sociable

Deberás tratar a los demás con respeto, tal como te gusta que te traten a tí.

15 - No a los contactos aislados

Hay una norma sagrada, no intentar contactar con una sola parte de la pareja, a menos que ya lo hayáis hablado en alguna reunión anterior estando todos presentes. Se trata de algo que está muy mal visto y puede traer consecuencias nefastas. El objetivo del intercambio de parejas o del mundo liberal no es romper parejas ni vincularse fuera de dicho ambiente.

16 - La depilación

Por regla general, las personas del ambiente swinger suelen ir depiladas por una cuestión de higiene, así que ofrezcamos nosotros lo mismo.

Tal vez te puedan parecer demasiadas normas, pero en realidad todas son reglas básicas de educación, que valdrían para cualquier ámbito de nuestra vida social o de pareja. Como ya hemos comentado, el respeto impera en esta filosofía de vida sexual. Si estás iniciado, ya lo sabrás y, si pretendéis iniciaros, no debéis tener el más mínimo miedo.

Os dejo unos links a unos juguetes y prendas que pueden ayudaros según en qué ambiente sexual os desenvolváis.